Los inmuebles, ¿cerca de un techo de precios?

26 Dic

ieco.clarin.com | El año termina con señales más inquietantes que las que predominaron a lo largo de todo el período, al menos desde el plano internacional. Con Brasil desacelerando y con el dólar más fuerte, la situación comercial de la Argentina dejará de contar con el “viento de cola” que disfrutó en buena parte de los últimos 8 años. Si bien Europa sigue alicaída, los últimos indicadores publicados por Estados Unidos revelan que su economía resiste bien el cuadro de desaceleración que proviene del Viejo Continente, por eso, quizás, la Fed espera seguir la política de impulso al consumo y la inversión hasta mediados de 2013.

Mientras tanto, fronteras adentro, al menos volvió la calma en el mercado monetario. El Banco Central dio señales precisas de su afán por mantener las tasas de interés lo más bajas posible.

En los últimos seis meses, el organismo que comanda Mercedes Marcó del Pont rescató casi un tercio del stock de circulación de Letras y Notas (LEBAC y NOBAC), equivalente a algo más de $20.000 millones. La tasa Badlar mayorista de bancos privados, que había tocado semanas atrás un máximo del 23% anual, se mantiene ahora en niveles del 18,5%.

El mercado de títulos públicos operó estos días con mayor volumen, y mayoritariamente la demanda provino de inversores locales, estimulada tal vez por la elevada liquidez que caracteriza el mercado financiero local en estos días y por la elevada rentabilidad que los títulos ofrecen en comparación con las de títulos similares de otros países de la región.

De cara al 2012 y más allá, habrá que evaluar muy bien las posibilidades del mercado de acciones. En un reciente informe, los analistas de Delphos Investment llaman la atención sobre la evolución relativa que manifestaron el mercado inmobiliario y el bursátil.

Según el estudio, la compra de propiedades cómo alternativa de inversión ha sido una de las estrellas de la recuperación económica post 2001 y ha colaborando con el crecimiento de uno de los sectores claves de cualquier economía. Como consecuencia de esto, a lo largo de toda la última década, el precio de las propiedades se incrementó casi constantemente.

Con posterioridad a la crisis de diciembre de 2001 “el precio de las acciones se recuperó a una tasa similar a la del metro cuadrado de las propiedades, observándose cierto grado de correlación entre las dos variables”.

Pero la llegada de la crisis global de 2008-2009 abrió una brecha importante entre el precio de estos activos, ya que el mercado de capitales padeció las dificultades económicas y financieras mucho más que su par inmobiliario. Aunque hubo una muy buena recuperación de las acciones argentinas desde mediados de 2009 hasta fines de 2010, a lo largo del 2011 el diferencial entre ambos se fue ensanchando, y de cara al 2012, la relación entre ambos mercados parece encontrarse en valores máximos históricos, vale decir que las acciones deberían recuperar valor.

“Lo más relevante de esta relación –apuntan– es que, en el pasado, funcionó muy bien como indicador de oportunidades de compra en el mercado de capitales. Tanto en la crisis de 2001 como en el colapso financiero de 2008, el ratio entre el índice MAR y el índice del valor del metro cuadrado marcó un piso al llegar a valores cercanos a uno. Basados en esta afirmación, el valor actual del ratio estaría indicando que existe una buena oportunidad de hacer negocios en la Bolsa porteña”.

Por EDUARDO CARDENAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: