El efecto del dólar en el mercado inmobiliario

7 Nov

ReporteInmobiliario.com | Desde el lunes pasado existe una nueva política de manejo del tipo de cambio en Argentina, un país donde los inmuebles se tasan, cotizan y compran en dólares. Efectos de corto y mediano plazo a partir de las nuevas medidas. La función del dinero en una economía formal es la de servir de unidad de cuenta, medio de pago de aceptación general y reserva de valor. La moneda Argentina durante distintas etapas de nuestra historia, dejó de cumplir alguno o incluso varias de estas funciones, nada más remontarse a principios del 2002 donde fue reemplazada por varias cuasimonedas como medio de pago.

A partir del 2003 el peso argentino fue recuperando su rol como unidad de cuenta y medio de pago en las transacciones internas en general, aunque nunca el de reserva de valor. Más allá, como es sabido, en el mercado inmobiliario la moneda Argentina nunca recobró su protagonismo como medida de precio e instrumento de pago. Así, desde hace casi 40 años en la ciudad de Buenos Aires, y en muchas plazas del interior del país, los inmuebles se tasan, se compran y se venden en dólares.

Este es un hecho. No una suposición o una especulación. Como tampoco lo es la realidad concreta que a partir de las nuevas limitaciones impuestas en el mercado de cambios es mucho más difícil e incluso imposible para un gran número de individuos acceder a la compra de dólares cuando hasta unos días antes esas mismas personas podían obtenerlos sin inconvenientes en cualquier Banco o Casa de Cambio habilitada.

Así las cosas, resultaron entonces lógicos y previsibles los contratiempos concretos que se vivieron durante esta primera semana de implementación de la nueva política cambiaria oficial que se tradujo dentro del mercado inmobiliario en dilación de operaciones, en suspensión definitiva de algunas de ellas y en la eliminación de algunas líneas de crédito nominadas en la moneda estadounidense.

Pero no es sólo la dificultad de hacerse con los dólares físicos para aquellos que no cuentan con ellos para cumplir con un compromiso pactado lo que impacta en el mercado inmobiliario y en la actividad de la construcción privada, sino también e incluso de manera tal vez más profunda la sensación reforzada de escasez de dólares que implican las medidas adoptadas y que abonan la expectativa de devaluación del peso en una demanda inmobiliaria dominada por inversores como la que caracterizó al mercado en los últimos años provocando su retracción automática reduciendo el número de operaciones de compra venta.

Leer la nota completa aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: